Saturday, November 2, 2013

El ex libris de Camus y Sartre en Laberinto

Cuando lo terminas de leer el suplemento en el piso, es un periódico viejo. Asunto viejo como la pelea entre Camus y Sartre. No eran más que celos de Sartre. Razón suficiente para pelearse con cualquiera. Tomar un florete y marcar la cara como testimonio irreversible de tus celos. Yo soy celoso. Y como Sartre soy de gratitud corta y rencores largos. Pero ¿No somos todos así?