Friday, March 15, 2013

Revoluciona novela gráfica a Villa

Monterrey,  México (15 marzo 2013).- Villa, un personaje de armas tomar, de grandes ideales sociales, ícono de las revoluciones pasadas y presentes, héroe involuntario de la guerras épicas, y, sobre todo, un personaje que vive en el mito, sólo podía ser representado por medio las letras golpeadas y broncudas de Paco Ignacio Taibo II, la imaginería delirante, llena de cielos oscuros, pistolas y calaveras, del artista gráfico Eko.

Con la novela gráfica "Pancho Villa Toma Zacatecas", editada por Sexto Piso como parte de su colección de libros ilustrados y presentada ayer en UANLeer, más de 100 grabados originales y un guión mordaz dan forma y vida a la leyenda que muchos imaginan, pero pocos han sabido ilustrar.

"Había que mostrar lo que no puedes ver en las fotografías, en los relatos. Es el esfuerzo de dos autores de agarrarte a algo más allá de la estampita, de la versión oficial, de las palabras gastadas, porque todos nos sabemos la biografía de Villa de la Revolución.

Sin embargo hay que tratar de encarnar a nuestros personajes aunque sea mintiendo, porque finalmente el arte lo que hace es contar mentiras, y la Historia también, pero son mentiras muy aburridas", expresó Héctor Garza Batorski, "Eko", quien ilustró la novela gráfica.

Para imaginar al entrañable revolucionario, fue necesario dotarlo de un estilo visual influenciado por el expresionismo alemán, la propaganda de principios de siglo, el grabado de Goya y una investigación exhaustiva de su ideología que llevó dos años a los autores.

"Villa es un hombre encantado y enamorado de la tecnología, anclado en el progreso, sí es un bandolero y violento, pero inspiró a muchos. Pero es un rebelde como los rebeldes que hoy quieren ser diferentes, para no ser un ladrillo más en la pared del sistema".

"Fue una investigación ideológica, eran originalmente seis meses, cuatro meses más, un año, hasta que surge con claridad el lenguaje y empezamos a trabajar. Es una propuesta en negro porque es una parte muy obscura de nuestra historia que no se ha resuelto todavía".

Para Felipe Rosete, director editorial de Sexto Piso, la novela gráfica es además una oportunidad de acercar a las nuevas generaciones a la historia y literatura, pero también a la educación artística, pues la propuesta estética de la obra es una síntesis de intenciones y propuestas.

"Las generaciones son más visuales, y este tipo de trabajos, aunque no sean originalmente educativos, a lo que ayudan es que haya aun acercamiento a temas que de otra manera serían muy complicados o que les rehúye por falta de conocimientos o flojera". 

1 comment:

Dí lo tuyo